Sea cual sea tu estilo de música preferido, si hay una cosa clara en la industria hoy en día es que el audiovisual tiene más importancia que nunca. El disco sigue vigente e incluso el vinilo lleva unos años de moda, pero sacar singles en formato videoclip hasta conformar un disco es una de las formas más habituales de hacer música hoy en día. Además de eso hay otra cuestión que también ha cambiado este negocio. Y es que, si antes se grababan estos vídeos para ser promocionados sobre todo en la tele, eso es raro que ahora pase. Lo normal es que cualquier banda o artista grabe un videoclip y lo suba a las redes sociales para que lo vea todo el mundo. A priori esto hace que sea más fácil llegar a todo el mundo, pero la competencia también es mayor, por lo que hacer algo que de verdad llame la atención, tanto musical como visualmente, es muy difícil. Aun así, y para ver cómo hemos cambiado estos 20 años en España en este aspecto, aquí va un ranking con los vídeos más destacados de la última década del s. XX.

Extremoduro – So Payaso

Extremoduro han sido y son uno de los grupos más influyentes del panorama rock nacional. Sus canciones han sido coreadas por casi cualquiera, independientemente de sus gustos musicales, y eso es algo que muy pocos pueden decir. Sin embargo, cuando de videoclips se trata, son algo más reacios a grabar. Apenas han grabado cinco, y este So Payaso fue el primero, en 1996, con el que ganaron el premio a mejor vídeo musical en la I Edición de los Premios de la música.

Platero y Tú – Rompe los cristales

Uno de los mejores vídeos de la historia del rock en este país. En él, con un tono reivindicativo y rebelde, unos jóvenes Platero se lo pasan en grande mientras unos niños los representan liándola en el colegio de curas. Tanto la canción como el vídeo están entre lo mejor de los de Bilbao y, como curiosidad, cabe destacar que el presupuesto fue tan bajo para su grabación que uno de los platillos de la batería de Jesús está sujeto con la rama de un árbol, como reconoció Juantxu en la entrevista del VHS A pelo.

Héroes del Silencio – La chispa adecuada

La balada de Bunbury y compañía es una de sus canciones más conocidas. Con un estilo muy característico del sonido de la banda, el videoclip representa un desierto, donde Enrique tiene todo el protagonismo de la teatralidad junto a otros personajes que aparecen.

Jarabe de Palo – La flaca

Uno de los mejores vídeos nacionales de la década para una de las canciones de los 90 en España. Como si de los Beatles se tratase, los de Pau Donés cantan en una azotea a esa flaca que conocieron en Cuba. Mujer que, además desmintió la historia del cantante hace algo más de un año, por lo que el misterio de lo que pasó –o no pasó, más bien-, sigue ahí.

Dover – Serenade

Dejando a un lado su evolución musical –involución para muchos-, Dover ha sido uno de los mejores grupos del rock nacional y su segundo disco, Devil came to me, uno de los más grandes. Serenade fue su primer single y ya con él empezó su despunte, que los llevó a tocar por toda España y Europa, en festivales tan importantes como el Rock Am Ring alemán. En el vídeo, donde aparecen todos tocando en un campo con antorchas, recuerda a otros clips noventeros de grunge, como el final de Hunger Strike de Temple of The Dog o el Outshined de Soundgarden, con elementos en común.

Los Piratas – Mi matadero clandestino

Smashing Pumpkins, R.E.M., George CLooney, Uma Thurman… A priori poco parece que tengan en común estos con Los Piratas, pero lo cierto es que no tanto, pues todos ellos aparecen en Batman & Robin, la película de 1997 dirigida por Joel Schumacher. En el caso de Iván Ferreiro y compañía, solo en la versión española, pero el videoclip deja bastante claro que algo tienen que ver con el hombre murciélago aunque no hayas visto el film.

Alejandro Sanz – Corazón partío

El primer gran éxito del madrileño llegó en 1997. Escrita en México por Alejandro Sanz un año antes, se incluyó tras ser grabada en directo en los últimos momentos en Más, su quinto álbum de estudio. Este es el disco más vendido en la historia de España con más de 2 millones de copias para el total de 25 que lleva  Alejando Sanz en todo el mundo. Tal ha sido el éxito del cantante en estos 20 años que en 2013 se declaró el 30 de abril como el día de Alejandro Sanz en Los Ángeles y es el artista español con más Grammys. Y eso que él mismo confesó hace algo más de un año en Chester que cuando compuso la canción le parecía para Camela y no pegaba en el disco.

OBK – Historias de amor

Si hay una canción que resuma el techno-pop de finales de siglo en España, ese es sin duda Historias de amor. Canción que ha sonado en todas las discotecas de España y gran parte de México durante años, tiene varias versiones, como la de 1998 o la de 2011 por el 20 aniversario, en las que se respeta la letra pero se adapta la música a las tendencias del momento.

Los Rodríguez – Sin documentos

Una de las bandas de rock más representativas de los 90, formada tras la disolución de Tequila. Ariel Rot y Andrés Calamaro formaron la banda junto a Julián Infante y Germán Vilella y rápidamente comenzaron a funcionar: en seis años sacaron cinco álbumes de estudio.

Chimo Bayo – Así me gusta a mí

Si la de OBK fue una de las canciones más sonadas en las discotecas a principios de los 90, esta es otra de ellas. Chimo Bayo fue uno de los artistas más sonados en aquella época, comenzando a pinchar a principios de los 80. En 1991 presentó Así me gusta a mí y fue un auténtico éxito, llegando a ser número 1 en Japón o Israel. En el vídeo podemos ver el característico atuendo que utilizaba en sus actuaciones, además de la escenografía de luces. Todo un icono de los 90, si no que pregunten en la Comunidad Valenciana.

Bonus Track: Undrop – Train

Si hay un vídeo que lo petara en el verano de 1998 fue Train, de Undrop. Con la publicidad que les otorgó el haber grabado un vídeo para Pepsi, el grupo formado por dos suecos y un abulense, llegaron a ser número 1 en Los 40 Principales tras la grabación con Subterfuge Records. De ahí pasaron a firmar con Columbia Records para su segundo álbum, que pasó sin la repercusión esperada, y lo mismo con el tercero. Regresaron autoeditándose en 2008 y Tomas ha formado parte de la banda de Macaco y a su hermano Steffan se le puede ver tocando por las calles de Bilbao.